Main Header

  February 29, 2020 · 6:52 am line

El rol actual del fotógrafo y periodista especializado de Heavy Metal. Parte I.

  COMPARTIR:

 

Hace poco intenté tener una charla privada con un joven productor local, en relación a un pedido de cobertura que le hice para un show internacional, no de los más convocantes si no más bien pequeño. Tras mi presentación cordial, mi explicación y  requerimiento del pase correspondiente y el detalle de los medios para los cuales trabajo y trabajé a lo largo de 25 años (para aligerar una tarea que le corresponde a la otra parte: saber quién es quién en la escena), tuve una cortísima respuesta, por demás irrespetuosa y sorpresiva: “pagate la entrada si me querés ayudar”. No tuve más novedades si no hasta pocos días antes del show, cuando volví a solicitar la acreditación lamentando no haber recibido ninguna devolución más que esa infantil contestación. El productor en cuestión (traté directamente con él porque no se manejaba con agentes de prensa) me replicó otra vez sin cortesía alguna que “ya había acreditado 3 medios” (!) y que era “más que suficiente” (!!). Ante tamaña bizarreada, mi respuesta fue preguntarle quiénes habían sido los tres afortunados, y que habían hecho para acceder a tal “condecoración”, ya que mi presentación había sido según creo, excelente en cuanto a exponer mis antecedentes en el medio. Por supuesto, no tuve feedback alguno, más que insultos… y amenazas de “guapo” maleducado que me llegaron después, cuando éste mismo artículo se hizo público en redes sociales.

¿Y que habían hecho esos tres medios para acceder a su acreditación, cuando yo no pude? Bueno, esa respuesta ya la tenía ni bien comenzó todo esto: publicidad gratis y chupada de medias constante. ¿A qué pozo a caído el rol del periodista especializado?.

Sé perfectamente que cualquier promotor, underground o mainstream, tiene derecho a decidir si quiere acreditar a un fotógrafo o periodista a su concierto, o no. O si directamente no desea tener prensa en su concierto. La opción de la negativa hacia un individuo en particular o hacia toda la prensa especializada en su conjunto, huele casi siempre a saña o a un desconocimiento completo de las diferentes partes que conforman una escena artística particular. En nuestro caso, la musical de Heavy Metal.

El punto principal en el caso expuesto aquí (que hace años que se viene gestando) es el MOTIVO por el cual se toman estas decisiones. Lamentablemente, debo decir que casi siempre es la completa IGNORANCIA de cuál es el rol del periodista y el fotógrafo, y el desconocimiento absoluto de quién es quién en el rubro. ¿Culpemos otra vez a internet? No tan rápido… Algunos productores y agentes de prensa (sólo algunos, todavía son los menos por suerte) no tienen la menor idea de cuál es nuestra labor, en qué consiste, en qué los beneficia y en qué los perjudica. Y no se molestan en averiguarlo. Confunden fiero el exigir publicidad gratis a cambio de una entrada (un insulto directo, ni más ni menos), con la difusión, opinión y registro sincero que un periodista y/o fotógrafo puede brindar. Somos “un fan más”, pero con la pericia que esculpe la experiencia en la profesión. Confunden pedido de acreditación con “manguear una entrada”. ¡Creen que no tenemos para pagar un ticket!. Cuando generalmente nuestros gastos en equipos, hostings de websites, diseñadores, traslados y horas invertidas (sobre todo en el caso de los independientes), a veces hasta superan ampliamente el mismo cachet de las bandas que contratan. ¡Es en serio!

Éstas personas son las que atrasan, los que van a contramano de la dignidad misma de un circuito artístico, las que nos hacen descender varios escalones con respecto a las escenas de otros países más evolucionados. El no saber para qué sirve, hoy por hoy, un periodista especializado (siendo productor, músico, o agente de prensa), atenta en contra de toda la movida misma y nos hace retroceder a zancadas. Esgrimir la frase “pagate la entrada”, solamente ridiculiza a quien piensa así. Yo también fui productor y agente de prensa, y sé muy bien que no se  puede acreditar a todo el mundo. Pero siempre supe diferenciar a quién otorgar un pase y a quién no (experiencia, seriedad con la que manejan sus medios, etc), y a convocar a los especialistas de la pluma y la imagen de una manera respetuosa para que sume y no que reste. Jamás humillándolos, pensando que me están garroneando la entrada, implicando que no deberían poder vivir de lo que hacen. Al menos me he tomado el trabajo, cuando me tocó, en saber quién desarrolla su profesión seriamente y quién no, y brindarle la prestación acorde.

El productor con quien tuve esta conversación, poco tiempo después hizo una publicación en redes sociales haciendo referencia a que no iba a acreditar más prensa a conciertos internacionales porque “no le cubrían los shows underground locales” que organizaba. Si no hay interés en cubrir algunos de los eventos que realiza, ¿no es culpa suya por no organizar, o al menos convertir, esos eventos en citas relevantes para la prensa?. ¿No es culpa suya por no saber convocar al periodismo de una manera eficiente y entradora?. Y en el peor de los casos… ¿estamos obligados a cubrir eventos de artistas que no nos interesan para poder cubrir conciertos de los que sí lo hacen?. No se convoca ni se pide difusión con amenazas u órdenes, se lo hace con respeto y generando un interés genuino en la propuesta. Repito de nuevo, es un desconocimiento total en el cómo manejar a la prensa, en el proceder, pensando que estamos para hacer PUBLICIDAD y no DIFUSION de lo que nos interesa. Tenemos opinión y gustos personales, no somos fotocopiadoras de flyers.

¿Cuánto tiempo hace que los músicos bregan por poder vivir de su arte? ¿O al menos por no pagar para tocar con “bandas grandes”? Ellos, al igual que un técnico, un disquero, un dueño de un sello, un promotor mismo, o un fotógrafo/periodista…. todos deberíamos poder vivir de lo que hacemos, siempre de acuerdo a nuestras capacidades y talento, por supuesto.

Pero hay que hacer un mea culpa también. Todo ésto sucede en parte porque en el “gremio” muchos eligen seguir callando y complaciendo, como bien dice este productor en cuestión, “a cambio de una entrada”, o a cambio de un poco de fama y cholulaje en un camarín. Realizando un trabajo periodístico y fotográfico mediocre, publicando solamente “clickbaits”, robando artículos de medios internacionales y traduciéndolos pobremente con títulos engañosos, obviando la calidad del contenido en favor de la repetición y “los likes”. Haciendo publicidad gratis, como dije al comienzo del artículo, regalando tiempo y trabajo que por más que sea un placer invertirlo en lo que a uno le gusta, no hay por qué regalarlo a quienes incomprensiblemente creen poder exigirlo. Medios importantes, y otros no tanto, que tienen un staff al que no le pagan ni un centavo, y por ende acostumbrando al principiante a que el (foto)periodismo de rock “no es una profesión, no se hace por plata” (!). A veces, muchos colegas se cavan su propia fosa. Luego no se puede exigir respeto del otro lado, no hay vuelta atrás.

Existen unas cuantas cuestiones más de las que me gustaría hablar, ocurridas en conciertos de grandes productoras realizados en los últimos años, que tienen que ver con todo lo explicado arriba. Como por ejemplo experiencias similares increíbles que tuve en los últimos dos o tres años con promotores de Chile y Brasil, que habían puesto como agentes de prensa de conciertos de Iron Maiden y King Diamond a agencias acostumbradas a, por ejemplo, hacerle la tarea de prensa a festivales bochornosos (mi opinión personal, por supuesto), como el Lollapalooza. ¿Es coincidencia que ante pedido de acreditaciones esta gente NI SIQUIERA CONTESTE uno (o varios) email(s) de un profesional? No quiero hablar de falta de capacidad, educación, etc, pero me empujan a ello. Les están pagando (bastante, asumo, dado la envergadura de los eventos, aunque eso da igual) para que trabajen. ¿En qué cabeza cabe ni siquiera responder amablemente a un periodista o fotógrafo especializado? ¿O tratar de saber quién es quien escribe o fotografía, antes de negar la prestación? Es realmente dantesco y de niveles de ineptitud increíbles.

Hay más temas que aún no he tocado, como la utilización o exigencia de fotografías por parte de bandas,  promotores, particulares y medios de pocos escrúpulos, sin el consentimiento ni contratación de los fotógrafos… sólo por mencionar otros puntos a desarrollar. Ojo que si bien puse como ejemplo al comienzo de este artículo el entredicho que tuve con alguien relativamente “underground”, gran parte de ésta problemática de ignorancia y subestimación decanta desde algunas de las grandes productoras y sus agentes de prensa, y hacia abajo. Y no desde las pequeñas.

Por supuesto, y por fortuna, todos éstos casos a los que hago referencia no empañan la buena labor de quienes SÍ TRABAJAN BIEN, que son muchos y su labor y pasión vale oro. Por suerte los que operan de una manera correcta exceden en número a los que no, pero es necesario poder hablar de estos casos puntuales, para que quien quiera enterarse lo haga y para que la infección no se propague.

De esta forma y en varios artículos iré exponiendo mi visión personal sobre esta forma de pensar y manejarse en la escena actual, latina de Heavy Metal (en lo que a mí me toca vivir), que lo único que hace es demorar el avance de los capaces en favor de los sumisos, los desprolijos y los prepotentes. Emparejando siempre, siempre para abajo.

Fernando Serani / MetalEyeWitness​.com

“…demoran el paso final de la era,
sectarios en ideas sin razón.
Que ocultan lo cierto de nuestra existencia,
hundiéndonos aún más en lo peor.

V8 “Cautivos del sistema” (1984).

 

[Update 05/04/2020: hicimos un live chat por Instagram el dia viernes 03/04, junto al colega Pablo Gándara y desde España. Pablo es argentino, reside allí hace tres años y es director de www.Headbanger.es, antes también director de Metal Argento en Argentina. Debimos extender el en vivo de una hora a dos, a pedido de los participantes, y abordamos una temática similar a la de éste artículo, entre otras cosas. Pueden verlo en dos partes, a continuación.]

 


· REGRESAR | PRINCIPAL NOTICIAS

blog comments powered by Disqus

line